viernes, 10 de marzo de 2017

Me entrego a mis andanzas



Innombrable y repetida
cada vez más yo
en disociación de internas notas.

Palpitante rosa entre los cardos.
Átomo de sol reblandecido.

Y me entrego a mis andanzas
sin oficio,
me entrego a lo que creo ser
sin ser del todo.

Me entrego al animal interno
que me acosa,
a mi propio abismo sin fronteras.

Queriendo salir de mí
para encontrarme.
Queriendo sumergirme
en las aguas tibias
de mi ardor.

Sol y luna en la tiniebla.

Y sólo doy con este cuarto,
con este ritornelo sin cauce
que va desde el teléfono
hasta el diario desayuno
de yogur y frutas.

Soy menos de lo que soy a veces.
Soy la luna y la muralla.
Soy la prolongación goteante
de mis noches.
Soy la sombra derramada,
la estrella muerta de frío.
La inconmensurable.
La viajera alrededor de los suburbios.

La que nunca quise ser
y me domina.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"