viernes, 10 de marzo de 2017

De Bagdad a Cisjordania




Se anuncia el estallido de las aguas,
la voz que sangra entre los vientos.
Vengo con el rostro de los niños y las manos
que buscan la dulzura.
Vengo desde la aurora más antigua
a llorar
           el derrumbe
                              de los cielos
                                                   más sagrados.

Tócame, espejismo milagroso,
sumerge a la tormenta que renueva
su exterminio.

¿Qué hacer para apagar
el rugido de la bestia desatada?
¿Qué para detener las aguas
que anegan a mi gente?
¿Qué para arropar al niño
expuesto al blanco
del engendro puntiagudo?

Voy por los caminos recogiendo el cáliz de las mentes florecidas.
Voy por el sendero iluminado que conduce a la victoria.
Voy pisando sombras de los ogros insensibles.
Voy por la vereda limpia de abismos parpadeantes.
Voy cansada, pero firme, desoyendo
al marketing come humanos.

¿Y qué fue del simún arcaico
que cantaba entre las dunas
la canción de los siete cielos,
de Al Burak* y su profeta?

De Bagdad a Cisjordania
una conmoción de oscuras luces,
un grito de silencios entubados,
una estación subterránea y pedregosa,
una caída al precipicio
de infinitas muertes.

Muchedumbre inerme ante máquinas depredadoras,
propiedad del imperio que acumula
pírricos laureles.

El sofisma del sionismo
del orbe se apodera,
esclavos desahuciados de sus propias fantasías.
Sobre los hijos de Alá hincan el diente,
sus hogares destruyen
con táctica cobarde
de quien nunca asoma el rostro.

¿A dónde nos llevará este caos sanguinario
de falacia y corazón torcido?
¿Dónde se escondió el aliento
de niños y pájaros translúcidos?
¿Dónde la humedad serena que roza las mejillas?

El mundo pertenece a quien rompe sus cadenas
interiores
y camina, sin tropiezo, hacia la vida.




*Al Burak (el relámpago) Nombre de la yegua materializada por el arcángel Gabriel. Tenía rostro humano, cuerpo de equino y alas. Transportó a Muhammad (Mahoma) a un recorrido por los siete cielos.


9 de noviembre 2004
Después de la reelección de George W. Bush.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"