sábado, 9 de julio de 2016

"Espejo del mundo" y más




He quedado ciega, muda,
paralizada
en el bache
de mis tropiezos.

Soy el espejo
del mundo
y en el mundo
me reflejo.

El rostro más amado
nos puede resultar
extraño.




Aquí en la cama

Qué inútil me siento
aquí en mi alcoba,
mirando esa flor de durazno
que asoma por la ventana
y el tráfico y el smog, y la vergüenza
de aquel mendigo que brinda con el hambre
 y la desesperanza.
Qué voy a hacer con tanto hastío
que me trago, con recuerdos que exprimen mi energía,
con esta percepción desnuda
que no soporta caras agrias.

Ya me cansé de los libros
engañosos.
Qué ilusorios mundos,
qué bellezas,
qué sabidurías
que no enseñan
a vivir
y a salvar esta desgracia.




Silencios audibles

Mirar y callar.
Seguir el camino bifurcado.
En este día oscuro
todo se comprime
en silencios audibles.
Los zapatos me lastiman,
mi cabello se rebela,
la sopa me sabe agria
y el néctar de sus besos
se fermenta.

Pero ¿a dónde ir?
¿Dónde la ilusión florece
como una copa de místico licor
que embriaga
en copos alados, rutilantes?

Ahora todo me parece ajeno,
hasta el gato que miro a todas horas.
Cuando esta soledad me habla
yo me callo.




Al otro lado de la almohada

Mi cuerpo se anuda, como cráter
se agrieta.

La inmovilidad quiero escuchar
de una noche de pájaros etéreos,
de un beso escondido
entre las rocas.

Ahora es tiempo de huir
del murmullo flotante,
de la ebullición de rosas
y espinas.

Sólo un cuarto borroso
y un olor a medicina
enroscado en los muebles.
Los pensamientos ascienden
en espirales, y regresan:
transfigurados recuerdos.

Estoy aquí, sobre la cama,
como en el fondo
de un elevador
que no termina de bajar.

Delirio, fuego, escalofrío.
La vida se ha pulverizado:
un soplo que llega
hasta el dolor de huesos.
La pared, el médico,
la quietud acechando
tras la almohada.


(De mis primeros poemas)

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"